miércoles, 30 de septiembre de 2015

Infiel de pensamiento

Cuando un novio, comprometido, concubino o casado, es infiel físicamente, es normal que sea perdonado. La pareja acepta los mil pretextos que son sólo mentiras para justificar esa deslealtad.

Se presume que el hombre es infiel de cuerpo, porque no se encuentra a gusto y desea experimentar con otras mujeres, está ansioso por “sentir” algo que aún ignora, cree estar seguro que debe haber algo más, durante años se utiliza la frase “hacer el amor”, debido a que pocos  lo sienten, por ello deben intentarlo, y tal vez con varias, quizá con alguna logren vivirlo y descubrir al fin el sentimiento.

Las estadísticas informan que la mayoría de hombres han sido infieles en el plano físico al menos dos veces, pero cuando la “oficial” le ofrece lo mismo, que aquel obtuvo en otra cama, el asunto se olvida. Lo que poco rebelan esas estadísticas es cuando el hombre es infiel de pensamiento, porque la mente es capaz de transportarnos a lugares increíbles.

Cuando el hombre descubre ese amor que se transmite telepáticamente, nadie sobre la Tierra podrá reemplazar ese sentimiento y menos anular esa conexión. Al topar con esa mujer inteligente que abrirá su mente ¡tan solo al verla!, él quedará enamorado de ella de por vida.

El poder de atracción que el hombre siente por la inteligencia femenina será infinito, enlazándose un vínculo inmortal, en un enlace telepático, pero él deberá ocultarlo porque si lo comenta, lo creerán loco.

Toda mujer es un ser bello, a cualquier edad, la naturaleza la hizo agradable ante la vista del hombre, lo lamentable para ellos es que la mayoría de ellas dedica mucho tiempo en dar a conocer su exterior, las empresas del rubro lo saben y explotan esa debilidad. Si supieran las mujeres que ”el hombre cuando es hombre le basta que sea mujer”.

Un secreto para saber si un hombre ya encontró a esa mujer inteligente, es cuando descubre que ella no necesita comunicarse con él mediante algún instrumento ni papel, simplemente a ella le basta pensar en él, y le transmitirá su sentir, y será un momento mágico en que ambos sentirán algo por el otro, y él tratará de ubicarla mediante el teléfono u otra vía, ¡nunca ella!.

A esos seres que han alcanzado ese nivel de comunicación: ¡Felicitaciones!, es una maravillosa sensación, ya antes se ha escrito acerca que basta una sola mirada para conjugar miles de sentimientos, ni que decir al momento de estar juntos, no hacen faltan las palabras.

Lo triste, es que la mayoría de veces, los hombres descubren a aquella mujer que invade su pensamiento cuando se encuentran comprometidos con otra ¿hasta que la muerte los separe?, y lo único que les queda es continuar su camino, sintiendo una inmensa congoja, tan infinita como la conexión, que no cesará ni con la muerte.


Los invito a escuchar mi poema “Conexión”

http://fatimarodriguez.blogspot.com/2008/09/conexion-poema-de-fatima-rodriguez.html



 Actitud de una dama mal casada
"Que hace una mujer mientras espera conocer a su ideal de hombre: se casa con otro hombre”
http://fatimarodriguez.blogspot.com/2010/12/venganza-de-una-mujer-mal-casada.html

Es el matrimonio el fin del camino  
 http://fatimarodriguez.blogspot.com/2009/09/es-el-matrimonio-el-fin-del-camino.html

domingo, 30 de agosto de 2015

Amañados concursos de Arte


Muchos de los concursos de Arte son arreglados, para que determinadas personas sean beneficiadas con fama, gloria y dinero.

Muchas veces hemos escuchado sobre los concursos de arte, organizado por distintas entidades, centros de estudios, universidades o centros culturales, sin embargo, los resultados casi nunca son los esperados. Generalmente en el momento de la premiación se observa que los ganadores saludan muy efusivos y con muchas palabras de agradecimiento a los jurados, debido a que casualmente fueron sus profesores en alguna oportunidad.


Es sabido que el alter ego de los artistas es ser aplaudido por sus obras, por el deseo de trascender, sin embargo, son pocas las veces que logran una posición en el medio y menos en el extranjero, limitándose a ser profesores del arte, conferencistas y hasta jurado de concursos.

Estas personas, alguna vez tuvieron la oportunidad de presentar sus obras, la mayoría de veces gracias a sus contactos, sin embargo, al parecer pocas de ellas fueron conocidas, o no tuvieron el nivel que ellos creyeron.

Como protagonista, a lo largo de mi vida, participé en distintos concursos: escultura, pintura, cuentos y poesía, teniendo como norma hacerlo sólo si mis obras eran devueltas, pero para los concursos literarios debí idear distintos métodos para comprobar si mis escritos eran leídos por los miembros del jurado, es así que mediante algunos secretos, que no voy a revelar, llegué a la conclusión que pocos jurados leen el material del concursante, a pesar que las instituciones de prestigio les pagan para que lo hagan.

Principalmente, debido a que los jurados, que son profesores, saben las técnicas de enseñanza que han aplicado en aula, y se limitan a buscar entre los documentos presentados a aquellos que reúnan dichas condiciones, cabe mencionar que también pueden solicitarle el seudónimo a su alumno, para simplemente darlo por ganador. Lo que me ha llamado la atención es el tema de las menciones honrosas, decidido a veces por personal de confianza de dicho jurado, quien si lee o revisa parte del material, o el recomendado por éste.

En la premiación, el que se muestra más feliz que el ganador, siempre es el jurado, porque uno de sus alumnos logró la victoria, lo lamentable es que cuando el premiado cree que fue elegido por su obra y no por haber sido alumno del jurado, al observar la mínima o nula reacción del público ante su proyecto, lo desconcierta, y la mayoría de veces termina regalándolos.

Hace unos años tuve una curiosa experiencia, en un establecimiento miraflorino, un escritor, poeta y periodista presentaba su tercer libro de poemas, el local estaba repleto, unas doscientas personas, todas con el poemario bajo el brazo, la presentación tuvo excelentes disertadores, al final del evento llegó el brindis; yo me entretuve con una amiga a la que no veía hacía tiempo, al final de la velada ambas volteamos y nos dimos cuenta que casi todos se habían retirado del local quedando muchos poemarios sobre las mesas, como porta vasos, sin abrir, sobre las sillas, además el vigilante y el cuida carros tenían cada uno media docena de ellos, etc.



Para evitar suspicacias, me reservo el nombre del restaurante y del autor, pero yo quisiera saber si alguien de los que adquirieron el libro (que costó S/.35.00) lo leyó o lo recomendó, y si alguno de los poemas escritos está en la memoria o en el corazón del lector.
Por ello mi lema es :” Que es peor que no vender un libro, venderlo y que nadie lo lea”.

jueves, 23 de julio de 2015

Miserable poema de Fatima Rodriguez


"Miserable" poema de Fátima Rodríguez Serra
Publicado en mi poemario "Escritor", 2011
http://www.fatimarodriguez.blogspot.com/




martes, 30 de junio de 2015

Escritor poema de Fatima Rodriguez





“Escritor”
Fátima Rodríguez Serra

Desde Barranco voy a describir
este cuento, casi historieta
de una máquina de escribir
y una veloz motocicleta.

Casi siempre a la misma hora
por el malecón va circulando
un cielo azul que lo decora
a lo lejos, alguien tipeando.

En el horizonte, el poniente
mientras en una honda setenta
va una conductora sonriente
que maneja feliz y contenta.

El atardecer la acompaña
cuando transita por la vereda
a veces algo de lluvia baña
por la pista o la alameda.

Casi en el preciso momento
el escritor abre la ventana
se levanta, deja el asiento
y mueve un poco la persiana.

Por ser testigo de esa vista
colores violetas, grises, rojos
el atardecer siempre conquista
y él se quita los anteojos.

Pero algo llamará su mirar
una actitud muy femenina
lo hizo su curiosidad virar
cuando escucho una bocina.

Empezó a notar su presencia
compartir gestos de afinidad
a dar valor a su existencia
a reconocer la casualidad.

Fueron muchos meses, quizá años
mismo paisaje y misma hora
siendo ambos perfectos extraños
una sonrisa los enamora.

Un barranquino va escribiendo
y admirando aquel ocaso
una motociclista sonriendo
y saludándolo a su paso.

Hoy el escritor un Nóbel tiene
y la motociclista: poemas
a ambos escribir entretiene
sobre sus amores y problemas


lunes, 11 de mayo de 2015

sábado, 14 de febrero de 2015

Existe poema de Fatima Rodriguez




"Existe"

Este poema lo escribí para demostrar que el amor "existe" inclusive hacia cosas y seres que por ahora no podemos alcanzar o abrazar.




Articulos más leídos

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.