miércoles, 6 de junio de 2012

Danza y Poesia



Ivan Vasiliev

El humano siempre ha tenido la necesidad de comunicarse corporalmente, con movimientos que expresen sentimientos y estados de ánimo. Para demostrar hechos importantes, como los nacimientos, defunciones o bodas, así como distintivos específicos para la caza o los momentos de guerra. 

Pero en algunas circunstancias, se requería demostrar lo que sentía la mente a través de los sentimientos, en esos momentos nació la danza. 

Con el paso del tiempo, la danza, se convirtió en Ballet, palabra que define a la danza clásica, que realiza movimientos mediante piernas y brazos, y que incluye manos, brazos, tronco, cabeza, pies, rodillas; inclusive la mirada, en una conjunción de dinámica muscular y mental. 

Es considerada una forma de espectáculo teatral transmitido a través del baile y de la mímica, acompañados por música y, en ciertos casos, por la recitación. 

Normalmente la edad ideal para iniciar los estudios de la danza clásica es desde los 5 hasta los 8 años de edad, para que los interesados aprendan a reconocer el ritmo y el espacio en el cual se mueve. 

Este arte también requiere, además de muchos años de preparación en forma y técnica, el uso del vestuario adecuado como los leotardos, zapatillas y las mallas, con una falda opcional. 


La Danza y la Poesía 

Los últimos años escucho a la mayoría de poetas, que: 

"la poesía se regala, que los poetas no escriben pensando en el dinero, que a ningún poeta se le ocurriría cobrar por ofrecer un Recital de Poesía". 

Siendo la Danza Clásica un acto tan sublime en interpretación, similar a la Poesía, ¿entonces, por cuál razón se debe abonar el pago monetario para apreciarlo? 

Yo encuentro que las palabras de la mayoría de poetas que comenta que los poemas se escriben para ser regalados, son equivocadas.

En mi opinión como Economista, que promueve la comercialización de todos los bienes y servicios, pienso que tanto la Danza Clásica como la Poesía, son dos maravillosas expresiones artísticas, donde el sentir del espectador depende de la calidad del artista, y si nos emociona, conmueve, enternece e impresiona, el poeta tan igual como el danzante deberían tener la misma oportunidad de vivir de su arte, cobrando una entrada por sus presentaciones, y de la venta de las grabaciones de su actuación o de sus obras.






Recitales de Poesía

 http://fatimarodriguez.blogspot.com/2011/07/recitales-de-poesia-fatima-rodriguez.html

Articulos más leídos

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.