viernes, 17 de octubre de 2014

Poema al distrito de Barranco



"Barranco"
poema de Fátima Rodríguez Serra
publicado en el poemario "Retórica", 2009


Como suponer que nunca volveré
que estando tan cerca te perderé
no más jugar en el Confraternidad
ni sentir la brisa de eternidad.

Aspirar el aire olor a océano
por calles recorridas de la mano
primeras lecciones de ser humano
evocar mi historia no es vano.

Sin árboles en Grau la avenida
frondas en Bolognesi concurrida
San Martín lleno de aves en vuelo
era como estar junto al cielo.

Desciendo la cuesta a Barranquito
mientras bajo tierra y piedras quito
junto al espigón revientan olas
nadar por horas en el mar, a solas.

Ambulo el gran puente de madera
hacia el sendero de escalera
cuanto silencio, sentía fresco, llovía
soplaba el viento, las hojas movía.

Fue constante en mi vida temprana
un mismo sonido cada mañana
un tranvía por sus vías lento marchaba
estremecía mi oír cuando silbaba.

Comenzó a aumentar la familia
las madres en atención en vigilia
muchos amigos, alegría y risa
el tiempo pasaba siempre de prisa.
Las fiestas en el parque en febrero
esos instantes del primer te quiero
los parajes donde me enamoré
mis lágrimas de amor cuando lloré.

Como aceptar la muerte impuesta
que tu vida emigró sin respuesta
nuestro Barranco tampoco es igual
qué pasó, quién cambio, ellos o yo, ¿cuál?.
No encuentro las flores que encantan
sólo cemento y postes se plantan
el malecón pleno de paz de amor
está sembrado de vidrios y clamor.

Parque Municipal, mustio distrito
lugar donde mi vida he escrito
caminar sus calles adoquinadas
patinar por las veredas mojadas.

Mis recuerdos vividos en Barranco
los momentos sentada en un banco
en Roque Sáenz Peña la alameda
palomas picoteando la vereda.

Vuelve a mi mente cada paisaje
para pintar no existe reglaje
sobre el cristal, en papel o tela
pincelaré con óleo, acuarela.

 Te insertaré muy cerca del margen
no importa en desorden que tarjen
intentaré restaurar tu imagen
para aumentar fuerzas, que no bajen.

 No quisiera pasar por tu morada
volvería sentirme enamorada
una ilusión mi memoria plasma
querría ver un espectro, un fantasma.

Soy forastera en mi ciudad natal
ni un amigable rostro, es fatal
se que ahí está, mora todavía
en algún lugar de esta larga vía.

En paralelo muros van creciendo
neos barranquitos siguen creciendo
mi abatido corazón latiendo
Fátima, poesía va escribiendo.

Articulos más leídos

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.