jueves, 16 de junio de 2011

La Gestión Cultural en el Perú

Se define cultura a los hechos que promueven un cambio en el sistema de vida, reflejado en una transformación, observada en los alimentos, vestimenta, construcciones, artes, herramientas, etc.

Son los símbolos de ese cambio los que deben perduran en el tiempo para que formen parte de la historia, mediante las creencias, los valores, así como los actos individuales y sociales que involucran a los artistas.

En todo grupo cultural se manifiestan dos situaciones: las que son transmitidos en su entorno, y aquel que predomina en el medio poblacional donde habita y trasciende a los pueblos.

Generalmente las actividades culturales son promovidas por instituciones educativas, centros culturales y entidades de gobierno, sin embargo muchos gestores culturales tienen la política de ser simples “rellena espacios”, convocando a personas de su medio o recomendados, ignorando que se necesita una formación integral de los ciudadanos y en especial de los niños y jóvenes.
Olvidan que deben brindar escenarios que les permita progresar en las diferentes disciplinas artísticas, y así dar a conocer habilidades de una manera ordenada y con una adecuada cobertura en medios.

Las administraciones culturales tienen como misión fomentar, educar y crear a un nuevo artista, que las disciplinas artísticas sean desarrolladas con la finalidad de lograr nuevos valores para la ciudad y el mundo, con una formación integral que los identifique con su entorno, su ciudad y en la historia.
Apoyar, publicar y difundir las obras de los ciudadanos, contará inclusive con la activa participación de ellos mismos, que tal vez hasta voluntariamente aporten al fin.
Lo lamentable es que no conozco a personas que administren estos centros culturales, y que dominen al mismo tiempo ambas profesiones, la cultural y la económica, de lo contrario la frase “por amor al arte” no existiría, para que el artista tenga la oportunidad de trascender y poder vivir de su arte, se requiere que se diseñe un esquema para promover el arte con fines lucrativos, para ganar dinero, no simplemente aplausos.

Al revisar cualquier cartelera cultural, se observa repeticiones en las obras, como si no existieran nuevos proyectos a ser difundidos, además es sombrío conocer que la mayoría de esas repeticiones incumplen con sus obligaciones de pagar por los derechos de autor.

Es mi opinión como Economista y Artista.



http://www.fatimarodriguez.blogspot.com/

Articulos más leídos

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.