miércoles, 6 de noviembre de 2013

Poema Trascender en Miraflores


Escribir poemas llena mi corazón de amor y tristeza, pero a la vez siento una infinita alegría al escuchar el aplauso cariñoso de personas sensibles con las que comparto mi obra.

Esas señales de afecto que recibo por donde transito, es una maravillosa experiencia, reflejo que tal vez los poetas seamos de los pocos seres que hacemos algo que se perpetua en la mente y en el corazón del pueblo a cambio de una sonrisa y de un abrazo.

Por ello y con el deseo de que mi nombre quede grabado en muchos corazones que tal vez nunca conozca personalmente pero que me siguen poéticamente hace un tiempo escribí “Trascender”.

Trascender
Fátima Rodríguez Serra
Del Poemario Fotografías de Barranco, 2010



domingo, 18 de agosto de 2013

jueves, 30 de mayo de 2013

Gratitud poema de Fátima Rodriguez Serra




Estas líneas poéticas recoge el sentir del pueblo, cansado de tanta mentira, y de los oportunistas que olvidan sus promesas.

En momentos tan cruciales para los peruanos, es difícil para mí dejar de lado un poema escrito hace muchos años titulado “Gratitud”.

Cualquier semejanza con hechos reales es pura coincidencia.

Gratitud
Fátima Rodríguez Serra
Del Poemario “Árboles”, 1990


http://www.fatimarodriguez.blogspot.com/

domingo, 3 de febrero de 2013

Poema Machu Picchu




“Machu Picchu”
Fátima Rodríguez Serra

Cumbres que casi llegan al cielo
perdiéndose en el firmamento
nubes confundidas con el hielo
ante una ráfaga del viento.





Rocas alzadas sobre montañas
con empalme exacto, preciso
erigidas desde las entrañas
una hermosa vista diviso.






Rutas a recónditos senderos
todos en perfecta ubicación
los turistas y aventureros
se sorprenden ante la creación.


En los andenes, muchos cultivos
entre gradas de piedra, pendientes
por ahí, aún habitan nativos
seres nobles e inteligentes.




Un tallado en piedra decora
y extraña energía emana
escultura que marca la hora
útil reloj el Intihuatana.





 
Admirada como maravilla
lugar considerado sagrado
con gente humilde y sencilla
un pueblo por siempre venerado.




Respeto a la civilización
que habilitó los acueductos
para ofrecer alimentación
cosechando miles de productos.







Del Cuzco sus sabios pobladores
que honraron la naturaleza
construyeron diques, corredores
preservando toda su belleza.



 




Alguien la llamó ciudad perdida
pues desconocía su existencia
parecía oculta, escondida
disimulando su imponencia.



 
Montes y valles inolvidables
al lado del cerro Huayna Picchu
pleno de pasos intransitables
la ciudadela de Machu Picchu.



martes, 8 de enero de 2013

¿Cómo escribir un poema de amor?


Como una romántica mujer, considero que una condición necesaria para que un poema trascienda, es que siempre debe contener entre líneas un mensaje de afecto, porque cuando las historias se transmiten con cariño y ternura estas serán recordadas con agrado.  


La inspiración puede llegar en cualquier instante, por ello también es necesario portar un lapicero y una hoja de papel para escribir el sentir.

Un Poema de Amor

Para escribir un poema de amor yo me inspiro en lo que vivo, lo que veo y lo que invento.

Luego con esos escritos, determino cual sería el mejor enfoque al poema, empleando la metodología necesaria para atraer la atención del lector empiezo con una introducción, para continuar con una idea central, la cual debe transmitir ese mensaje de afecto, culminando con un final.

Ese desenlace muchas veces entristece nuestros corazones, pero a su vez ayuda a llegar a esa resignación que todos debemos aceptar ante la realidad.

Al haber crecido leyendo a los clásicos, me motiva redactar mis poemas con rima consonante, la cual la desarrollo con la ayuda del diccionario que define los vocablos.

Aprovecho mi ventaja comparativa de tener formación matemática que me facilita escribir las historias con métrica, dedicándole un tiempo a revisar el número exacto de sílabas de cada verso, empleando el glosario de sinónimos e ideas afines.

Luego reviso la fluidez expresiva para que no se repitan los sustantivos, los adjetivos y los verbos, salvo que sea necesario.

También, he notado que emplear palabras con las vocales "a" e "i", enternece a la audiencia, por ello trato de utilizarlas.

Cuando siento que la historia está como me agradaría leerla de un tercero, dedico un tiempo a leerla en voz alta para escuchar y/o corregir la armonía y el ritmo, practicando el tono y la dicción.

Este proceso de revisión me lleva a preparar al menos treinta borradores de cada poema, dependiendo del número de estrofas o del mensaje que deseo enviar. 

Debo anotar que cada uno de los borradores los realizo escribiéndolos a mano, con un lapicero y sobre una hoja de papel, anotando uno a uno el progreso de la obra, para comprobar la consistencia en el relato.

Al culminarlo, y dependiendo de mi sentir, lo aprendo de memoria para recitarlo con ayuda de la expresión corporal y mi mirada. Pero casi nunca echo a la basura esas primeras líneas fuente de la inspiración del poema, el cual tiene la fecha de ese preciado momento.

Y así, al escribir cada uno de mis poemas, lo hago con el deseo de llegar al corazón de cada uno de los que me leen y escuchan, para que me recuerden y poder "Trascender".







Articulos más leídos

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.