viernes, 22 de mayo de 2015

Poetas que no respetan a los poetas


Hace 8 años incursioné en el mundo de la poesía como poeta, en los años 1970  asistí a presentaciones poéticas donde observaba que el poeta acostumbraba declamar sus obras o de terceros, lo cual sensibilizaba mi corazón, sin embargo desde el año 2008 empecé a notar que los “poetas supuestamente consagrados y  ganadores de miles de dólares en concursos de poesía” con más de 20 años en el mundo poético . . . se limitan a leer, introduciendo su rostro entre sus papeles o en sus medios virtuales, sin compartir con su mirada ni una sola sílaba.

A pesar de ello continúo viéndolos que asisten a los locales poéticos, sin embargo algo censurable sucedió ayer jueves 21 de mayo en un hermoso local donde se difunde poesía, ubicado en el distrito de Miraflores.



En una primera mesa un respetable poeta y editor presentó a dos supuestos consagrados poetas, quienes leyeron sus textos, al culminar, se presentaron otros dos bardos, al finalizar ambas rondas, llegó el momento del micrófono libre, aunque por no haber micrófono los escritores que deseábamos participar debíamos elevar el tono de la voz para poder difundir nuestras obras.

Lo lamentable es que dos primeros parece que decidieron que como ellos ya había leído sus obras, ya no tenía que escuchar a los otros y decidieron conversar y relatarse chistes a unos metros del salón poético, escuchándose un molesto murmullo que impedía oír a los otros vates.

Ello refleja la poca calidad personal de esos sujetos, no deseo escribir sus nombres para no darles publicidad, porque para mí no lo merecen ni como poetas ni como personas.


31 vta

lunes, 11 de mayo de 2015

Derechos poema de Fatima Rodriguez


Mi poema "Derechos" 

Hace unos años, un ser cruzó por mi camino de una manera inesperada, actuando con un disimulado acoso romántico, fue tan insistente que luego de dos años logró cautivar a mi corazón, inspirándome hermosos poemas de amor que fueron compartidos y aceptados por él, pero aún no comprendo por cual razón, cuando dejé de enviarle mis versos, se molestó conmigo y empezó a difundir por calles y plazas que fue mi estro, pero justificando que nada pasó, dando a entender que yo me perturbé y empecé a escribir líneas inspiradas en el amor hacia él, un perfecto desconocido. Claro, sólo él y yo sabemos que mi silencio dice más que sus palabras.


Por esa razón, creí conveniente volver a escribirle otro poema, pero está vez para requerirle que mantenga los labios cerrados, que si alguna vez se propuso que lo ame, con su mezquino proceder logró que le escribiera líneas donde dejo claro que se acabaron sus "Derechos", poema incluido en mi Poemario "Fotografías de Barranco", 2010.

Los invito a escucharlo.






Articulos más leídos

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.