lunes, 29 de diciembre de 2014

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Venganza poema de Fatima Rodriguez





“Venganza”
Fátima Rodríguez Serra

Siento en mi corazón la lanza
por esas señales de venganza
cuan errado será tu proceder
el que ama siempre sabe ceder.

Te demostró que ya no te quiere
el amor a veces, también muere
una vez tu mirar seleccionó
pero al tiempo lo abandonó.

Desde que empezó a amarme
tu única meta: humillarme
usando a un títere rojo
que hace tu gusto y antojo.

Quizá te adeude su riqueza
porque no procede con limpieza
parece que debe obedecer
y eso lo hace envilecer.

Que obtendrás con esa venganza
la vida otras cosas alcanza
yo nunca me sentiré perdida
así desees verme destruida.

Para mí no es una derrota
por otro lado la bola bota.

Mientras, proclamas tu matrimonio
en tu lar, vives un manicomio
que eres feliz por treinta años
cuando sólo comparten los baños.

Diciendo que la razón gobierna
fingiendo esa dicha eterna.

A espaldas, se sonríe la gente
él a lado y siempre ausente
conocen de tu farsa, tu parodia
el ama a otra, no la odia

En silencio llora y admira
cuando puede la busca, suspira
desea tenerla en sus brazos
pero conoce de tus zarpazos.

Un día, él habrá de reconocer
que el alma duele al escocer
y sin voz, buscará cualquier barca
para irse sin ti, con la parca.


viernes, 17 de octubre de 2014

Poema al distrito de Barranco



"Barranco"
poema de Fátima Rodríguez Serra
publicado en el poemario "Retórica", 2009


Como suponer que nunca volveré
que estando tan cerca te perderé
no más jugar en el Confraternidad
ni sentir la brisa de eternidad.

Aspirar el aire olor a océano
por calles recorridas de la mano
primeras lecciones de ser humano
evocar mi historia no es vano.

Sin árboles en Grau la avenida
frondas en Bolognesi concurrida
San Martín lleno de aves en vuelo
era como estar junto al cielo.

Desciendo la cuesta a Barranquito
mientras bajo tierra y piedras quito
junto al espigón revientan olas
nadar por horas en el mar, a solas.

Ambulo el gran puente de madera
hacia el sendero de escalera
cuanto silencio, sentía fresco, llovía
soplaba el viento, las hojas movía.

Fue constante en mi vida temprana
un mismo sonido cada mañana
un tranvía por sus vías lento marchaba
estremecía mi oír cuando silbaba.

Comenzó a aumentar la familia
las madres en atención en vigilia
muchos amigos, alegría y risa
el tiempo pasaba siempre de prisa.
Las fiestas en el parque en febrero
esos instantes del primer te quiero
los parajes donde me enamoré
mis lágrimas de amor cuando lloré.

Como aceptar la muerte impuesta
que tu vida emigró sin respuesta
nuestro Barranco tampoco es igual
qué pasó, quién cambio, ellos o yo, ¿cuál?.
No encuentro las flores que encantan
sólo cemento y postes se plantan
el malecón pleno de paz de amor
está sembrado de vidrios y clamor.

Parque Municipal, mustio distrito
lugar donde mi vida he escrito
caminar sus calles adoquinadas
patinar por las veredas mojadas.

Mis recuerdos vividos en Barranco
los momentos sentada en un banco
en Roque Sáenz Peña la alameda
palomas picoteando la vereda.

Vuelve a mi mente cada paisaje
para pintar no existe reglaje
sobre el cristal, en papel o tela
pincelaré con óleo, acuarela.

 Te insertaré muy cerca del margen
no importa en desorden que tarjen
intentaré restaurar tu imagen
para aumentar fuerzas, que no bajen.

 No quisiera pasar por tu morada
volvería sentirme enamorada
una ilusión mi memoria plasma
querría ver un espectro, un fantasma.

Soy forastera en mi ciudad natal
ni un amigable rostro, es fatal
se que ahí está, mora todavía
en algún lugar de esta larga vía.

En paralelo muros van creciendo
neos barranquitos siguen creciendo
mi abatido corazón latiendo
Fátima, poesía va escribiendo.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Es el matrimonio el fin del camino


Muchos seres que han conseguido todo lo que desean en la vida, en su profesión, arte y oficio, posicionarse en el mercado laboral de manera exitosa, adquirir los bienes que deseaban y  la propiedad de acuerdo a sus gustos, muchas veces no han logrado contraer matrimonio con aquella persona que cumplían los requisitos para ser la de sus sueños.
Porque con el tiempo, empiezan a descubrir que la persona con la que juraron vivir por el resto de sus días, resultó no ser la adecuada, pero por haber establecido raíces físicas y materiales, no pueden dejarla, pues representa algo más que una compañía, es su presentación ante la sociedad de no ser un fracasado matrimonial.

A causa de esos temores sobre el que dirán, la mayoría de seres se mantienen encadenados en el juramento eterno, sin saber si alguna vez podrán completar el círculo y en verdad sentir “amor”.
Algunos pocos arriesgan toda su fortuna material por completar el ideal y “amar”, total si una vez ya lo consiguieron podrían volver a conseguirlo, pero por ahí ronda otro condicionante: la edad, casi siempre las personas se sienten que ya son mayores para volver a apostar, y deciden que como ya “amaron” una vez, ya no es importante y que venga la muerte, mientras dedican su tiempo libre en todo lo demás.

Muchas veces los participantes de estas relaciones truncas, optan por situaciones totalmente disímiles, ella se vuelve lesbiana y él homosexual, esta visto que ambos ya no tienen nada que compartir en común, sin embargo desean continuar con su vida sexual, pero para evitar el qué dirán ambos recorren caminos opuestos, y bajo apariencias que el entorno descubre fácilmente, optan por parejas del mismo sexo, considerando que tienen el poder económico para poder comprarlo.

Según un poeta : "El amor es la sorpresa de encontrar en otro a uno mismo", frase que comparto en su totalidad. Cuantos de nosotros podemos decir es igual a mi, casi nadie, sentir su sentir no importa donde se encuentre, percibir cuando esta triste, comprender lo que dice con sólo mirarlo, así como dijo Gustavo Adolfo Bécquer: “ El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada”, sensaciones que yo he tenido la suerte de vivir.

Por ello escribo, sólo cuando hemos descubierto que una mirada puede ser cómplice de mil sentimientos, hemos encontrado a aquel ser perfecto al que deseamos amar, no importa el nivel económico, tiempo ni edad.

Pero muchos seres, en vez de dejar a un lado a aquel a quien creía amar cuando descubrió que fue equivocada la decisión, esperan sentados al verdadero amor para recién reemplazarlo, jugando a lo seguro; pero la mayoría de veces ya es demasiado tarde para optar a la separación, ya se jugó durante mucho tiempo al “matrimonio feliz” y el peso emocional de rectificar esa farsa, a veces es imposible de soportar. A causa de su miedo, mantiene físicamente el matrimonio mucho tiempo después de haberse ido el sentimiento de afecto.

Por ello, existe un contraste radical entre optar por distintos oficios, amistades y relaciones sentimentales ocasionales porque creemos estar tomando la decisión correcta y aquella de mantenernos con la pareja equivocada por miedo a no encontrar alguna alternativa mejor.

En todo caso, esas personas, son consideradas fracasadas sentimentalmente, porque no tienen el valor ni hidalguía de demostrar sus reales sentimientos, prefieren esconderlos, y aparentar que son “muy felices en sus matrimonios”.


Actitud de una dama mal casada

http://fatimarodriguez.blogspot.com/2010/12/venganza-de-una-mujer-mal-casada.html

martes, 15 de julio de 2014

Decide poema de Fátima Rodriguez Serra



"Decide"

En la vida debemos priorizar nuestros deseos, que son base de nuestras decisiones, y en ellos siempre prima nuestros sentimientos, y a veces no interesan todos los obstáculos que podemos encontrar en el camino para lograr nuestros sueños, siempre el corazón “Decide”.



Decide 

Fátima Rodríguez Serra 
del Poemario "Retórica", 2010





martes, 10 de junio de 2014

"Amo" poema de Fatima Rodriguez



Amo”

Escribí el poema Amo, porque sentía un inmenso amor por un hombre. Todo el tiempo tenía inmensos deseos de verlo aunque sea por un segundo, sonreírle y con mi expresión decirle “te amo”, creo que lo conseguí.



Amo
Fátima Rodríguez Serra
incluido en mi poemario "Retórica", 2009







Articulos más leídos

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.